Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

La Ley de Moore

En 1965 Gordon Moore, uno de los fundadores de Intel, escribió un artículo para la revista Electronics Magazine, en el que predijo que: "La complejidad de los componentes se ha multiplicado aproximadamente por 2 cada año. A corto plazo, se puede esperar que esta tasa se mantenga, o incluso que aumente. A largo plazo, la tasa de aumento es un poco más incierta, aunque no hay razón para creer que no permanecerá constante por lo menos durante 10 años. Esto significa que para 1975, el número de componentes en cada circuito integrado de mínimo coste será de 65000. Creo que un circuito tan grande puede construirse en una sola oblea." En aquél entonces el circuito integrado más complejo tenía 64 componentes, así que estaba aventurando que en el 75 tendría que haber un mínimo de 64.000. Todo el mérito de Moore consistió en decir que en 10 años la evolución de la industria de circuitos integrados se comportaría más o menos como estaba ocurriendo en ese momento. Y en acertar.

El concepto de la Ley de Moore ha cambiado con el tiempo. El artículo original decía que el número de componentes por chip que se podían colocar se duplicaría cada año. En 1975, en una reunión del IEEE (Institue of Electrical and Electronic Engineering), justo despues de comprobar el resultado de su predicción, Moore pensó que el ritmo se ralentizaría, y decidió modificar el tiempo de duplicación, fijándolo en 2 años.

En los años 80, las resistencias se dejaron de contabilizar en el número de componentes, y la Ley de Moore se comenzó a conocer como la duplicación del número de transistores en un chip cada 18 meses. Lo curioso del caso es que Moore nunca dijo 18 meses. Fueron sus compañeros en Intel quienes introdujeron esa cifra, al tener en cuenta que además del número de transistores, se aumentaba la frecuencia de reloj.

Al inicio de los 90, se entendía por Ley de Moore el duplicar la potencia de un microprocesador cada 18 meses. A finales de los 90, la interpretación económica tomó más fuerza, es decir el coste de una computadora disminuye a la mitad cada año y medio.

Según el propio Moore, su predicción seguirá teniendo validez en el año 2011. Eso significa que manejaremos chips de 10 gigahertzios, con tecnología de 0.07 micras, y mil millones de transistores. Sin embargo existe el problema del suministro de potencia eléctrica, ya que mil millones de transistores requieren un buen número de kilowatios/hora para funcionar y genera calentamiento, por lo que la refrigeración es otro aspecto muy importante a considerar.

Hoy en día podemos observar otra modificación en la Ley de Moore. Debido al cambio de paradigma en el diseño de procesadores, que ahora se centra en el número de núcleos que se pueden colocar en un sólo chip, dejando en segundo término a los GHz, la Ley de Moore ahora se basa en el rendimiento del procesador, específicamente en millones de instrucciones que se ejecuta en un segundo (MIPS).

No hay comentarios:

Publicar un comentario